Feijóo denuncia que “se amplía el acto de corrupción política” que llevó a Sánchez al poder con las enmiendas de sus socios a la Ley de Amnistía

corrupción

Alberto Núñez Feijóo denuncia que “se amplía el acto de corrupción política” que llevó a Pedro Sánchez al poder con las enmiendas de sus socios a la Ley de Amnistía.

 

El presidente del Partido Popular evidencia que “el hito fundacional de esta legislatura es una corrupción política” en la que unos políticos quedan eximidos de responsabilidades penales a cambio de unos votos y que esta corrupción se mantendrá con un Gobierno sin límites que aceptará que haya políticos que no deben tener responsabilidades penales

Afirma que ya existe una casta de políticos:

 

“Ni el terrorismo ni la malversación serán delitos ni los Pujol robaron”, si se aprueban las enmiendas de los socios de Sánchez.

 

La corrupción en torno al sanchismo

 

Explica que algunas de estas enmiendas a la Ley de Amnistía encajan con “sacar del Código Penal los actos de enaltecimiento del terrorismo”, además de no descartar una amnistía a los presos de ETA-

 

Afirma que de las dos cuestiones que preocupan hoy en España, el referéndum de autodeterminación y el indulto a los presos de ETA, “nadie se atreve a decir si se van a producir o no, ni el ministro más próximo a Sánchez lo sabe y probablemente este tampoco y da igual”-

 

“Someter a este chantaje a una democracia occidental no se había visto nunca en Europa”.

 

“Es una enmienda a la totalidad a 45 años de Constitución y al Estado de derecho”, denuncia.

 

Los peligrosos acuerdos con los socios

 

Sobre la reunión que mantendrán hoy Santos Cerdán y Jordi Turull, denuncia que el número 3 del PSOE llega a acuerdos con Junts que ni siquiera conocen los ministros del Gobierno:

 

“Es una política de tahúres”.

 

Asegura que no hay antecedentes de que el Supremo haya sido corregido y suplantado por el Constitucional, “que le ha convertido en un tribunal de primera instancia” y que le quiere enviar el mensaje de que es el único que puede interpretar la Constitución.

 

El problema del Tribunal Constitucional

 

Denuncia la colonización del Gobierno en un Tribunal Constitucional que está creando inseguridad “en los ciudadanos y en el PP” consecuencia de “reiteradas sentencias”, como han sido las relativas a Alberto Rodríguez o la de Otegi, lo que ha llevado al Partido Popular a estudiarlas junto a un grupo de juristas.

 

Lamenta el funcionamiento de las Cortes españolas, donde ya no se producen debates “porque las votaciones se producen antes de las mismas”.

 

“La soberanía nacional ya no reside en las Cortes porque lo que digamos allí hay que llevarlo escrito de casa y se vota telemáticamente antes de cada sesión”.

 

Sánchez se ha dejado humillar

 

Critica la “anomalía democrática” que supone tener a un presidente “humillado” en cada votación por un partido, Junts, que se reúne antes para decidir lo que vota.

 

Denuncia la “contradicción y falsedad permanente” del Gobierno al haber acordado con Junts la cesión integral en materia de inmigración cuando Sánchez calificó a Torra de Le Pen español y el PSOE tachó a este partido de xenófobo.

 

“Es una materia que corresponde al Estado y tenemos un pacto europeo que hay que cumplir”, recuerda.

 

Reivindica al PP como el partido que seguirá defendiendo la Constitución y que tiene como misión que no se desmorone el edificio constitucional, mantener la integridad de la nación española y defender la igualdad.

 

Defiende la propuesta lanzada ayer de celebrar un pleno extra en el Senado, donde se pueda debatir, respetar la Constitución y pedir informes que el Congreso omite “porque no le interesa”.

 

La corrupción en otros niveles y contextos

 

Remarca que los principios básicos de un político son respetar la palabra dada, no mentir a los electores y priorizar su país sobre su biografía política. A este respecto recuerda que el Ejecutivo de Sánchez no tiene a España como proyecto político.

 

Defiende la decisión de Mazón de auditar las cuentas de la Comunidad Valenciana porque su deuda “da vértigo”, tras la gestión del Gobierno socialista.

 

“Es un dispendio que todos los españoles tenemos que saber”.

 

Señala que, si un partido pretende terminar con el sanchismo y el independentismo, “no tiene sentido presentarse en una circunscripción en la que sabe que no va a sacar representación”.

 

 

LEA TAMBIÉN:El PP denuncia que el ministro Planas “silencia al campo y levanta un muro frente a los agricultores” al hurtar el debate a la Conferencia Sectorial