Feijóo: “El ministro de Economía de mi Gobierno será una persona acreditada y con quien la gente podrá dormir tranquila”

Feijóo

Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP, asegura que el ministro de Economía de su  Gobierno será una persona acreditada y con quien la gente podrá dormir tranquila.

 

Feijóo señala que se trata de alguien que no es político, pero conoce la política europea, con quien se compromete a encauzar la economía del país.

 

El plan es necesario después de que el PSOE haya situado a España en el puesto 26º de la UE, con diez veces más de déficit y el doble de deuda y desempleo que la media

 

Afirma que solo el PP se presenta para ganar las elecciones mientras que el resto lo hace para gobernar después de perderlas:

 

“Sánchez quiere seguir siendo presidente, aún perdiendo el 23J”.

 

Subraya que el gran objetivo del PSOE es que el PP no esté en el Gobierno elevando el Pacto del Tinell “a la máxima potencia”.

 

Denuncia que Sánchez no quiere aislar a Vox, sino que pacta con todos para que el PP no gobierne y pone como ejemplo que el PSOE y Vox votasen juntos contra un gobierno del PP en Cantabria.

 

Toman nota en VOX

 

Cree que los votantes de Vox están “tomando nota”:

 

“Si su partido vota con el PSOE y Podemos, se está convirtiendo en aliado del sanchismo”, afirma, y subraya que los electores no quieren que se garantice esta forma de hacer política.

 

Sitúa el modelo del PP en los gobiernos de Moreno, Ayuso, o las mayorías conseguidas en Galicia o La Rioja y resalta del acuerdo en Extremadura que “lo importante no es cómo empezó, sino cómo ha acabado”.

 

Por la mayoría absoluta el 23J

 

Indica que la mayoría absoluta es su modelo, “no es una manifestación de intenciones, es un objetivo político posible” y recuerda que hace tres meses no le preguntaban por la presidencia del Gobierno y ahora sí.

 

“Después de unir a mi partido me gustaría unir a los españoles, no les voy a fragmentar ni a perseguir por pensar de forma distinta”, sostiene Feijóo, quien remarca que “no ha venido a crear problemas sino a solucionarlos.

 

He venido a ser presidente del Gobierno para gobernar no para mantenerme en el Ejecutivo”, asevera.

 

Define el sanchismo como “anomalía democrática que fragmenta a la sociedad”, con un conjunto de imposiciones de la minoría a la mayoría de los españoles y se plantea como objetivo unir a los ciudadanos, con una experiencia de 30 años de gestión.

 

Incide en que el PP ha sido capaz de entender a los españoles con una subida en 3,5 millones de votos en los últimos tres años y pide a los electores unir el voto para ganar al PSOE en veinte provincias clave.

 

Las primeras medidas de Feijóo

 

Anuncia algunas medidas para los primeros 100 días de Gobierno: bajada del IRPF a las rentas inferiores a los 40.000 euros, derogación de la Ley de Memoria Democrática, recuperar los delitos de sedición, malversación y tipificar el referéndum ilegal, así como avanzar en una reforma educativa, aspectos en los que ya trabaja un equipo, con el que mañana presenta el programa electoral.

 

Señala que su objetivo es “tener una excelente relación con Marruecos porque es vecino, aliado y amigo, garantizando transparencia, lealtad y equilibrio”.

 

Feijóo: El tema Marruecos

 

“Necesitamos saber qué ha pactado Sánchez con Marruecos y retomar nuestras relaciones con Argelia y el pueblo saharaui dentro del contexto de Naciones Unidas y en un marco de equilibrio, como ha sucedido con los presidentes democráticos”, afirma.

 

Reprocha a Sánchez que haya cortado cualquier tipo de comunicación con el jefe de la oposición sobre la presidencia de la UE habiendo convocado elecciones y tratándose, en su opinión, de “un asunto de Estado”.

 

Remarca la contradicción que supone ir a ver al presidente de Ucrania al tiempo que el partido de su coalición de Gobierno está en contra de la OTAN y de la respuesta militar.

 

La necesidad de cambio

 

“Si España no cambia, vamos a cuatro años de miedo por los derechos y libertades”, advierte al tiempo que acusa a Sánchez de haberse tomado el feminismo a broma y haber vulgarizado y frivolizado con el sexo biológico de las personas.

 

Critica que Sánchez haya sido un presidente a medias, al no haber tenido capacidad de nombrar ni destituir a todos sus ministros, ni de dirigir y coordinar la acción de gobierno.

 

Anuncia su intención de redactar un protocolo para el uso del Falcon, después de que Sánchez lo haya convertido en un “taxi gratuito” para que él y líderes socialistas asistan a mítines y conciertos.

 

Feijóo afirma que “la violencia de género es una línea roja, un hecho incuestionable”, especialmente en un momento en el que aumenta el número de víctimas.

 

Recuerda que el PP impulsó el Pacto de Estado contra la Violencia de Género que terminó rompiendo el Gobierno y consideró a los huérfanos como víctimas de la violencia machista.

 

Avanza que impulsará un paquete legislativo del ámbito procesal e incrementará los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para luchar contra la okupación y que el propietario recupere su propiedad en 24-48 horas.