Feijóo sobre la reunión de Díaz y Puigdemont: “O Sánchez la conocía y es cómplice o no la conocía y ha de cesarla”

Puigdemont

Un aAlberto Núñez Feijóo plantea dos posibilidades ante la reunión entre Yolanda Díaz y Carles Puigdemont: Pedro Sánchez sabía de éso y es cómplice, o no sabía y debe cesar a su vicepresidenta segunda.

 

El presidente del PP considera “inaudito” y una “anomalía democrática” que la vicepresidenta intente negociar la constitución del nuevo Gobierno con una persona condenada y buscada por la Justicia española.

 

Ese impropio encuentro con Puigdemont

 

“Si Sánchez no cesa a Díaz, será cómplice necesario de este bochorno que hemos vivido como españoles y europeos”, señala Feijóo.

 

Recordó que estos hechos, de los que no hay antecedentes en los estados de la UE, constituyen una “clara desautorización a la justicia y un descrédito a la calidad democrática de España”.

 

Censura que, mientras que la vicepresidenta reusara reunirse con el candidato a la investidura, mantuviera ayer un encuentro con una persona que, en caso de entrar en España, entraría en prisión.

 

“Esto ahonda en esa anomalía democrática”.

 

La amnistía no estaba en la agenda

 

Recuerda que la amnistía no iba en ningún programa electoral y que Sánchez negó esta posibilidad.

 

«Es evidente que nos han engañado, nos siguen engañando y probablemente al final se descubra uno de los grandes engaños de nuestra democracia”, sentencia.

 

“Lo que está ocurriendo en España en los últimos años es una enmienda a la Transición, a la Constitución española y a lo que debe ser un primer ministro español”.

 

Critica que Sánchez quiera ser presidente pese a haber perdido las elecciones, algo que no se había dado en 45 años de democracia.

 

Asegura que, dada la situación por la que atraviesa España, nuestro país necesita pactos de Estado para la regeneración democrática, el agua o los servicios públicos.

 

Puigdemont es quien manda

 

 “¿Quién manda? Puigdemont. ¿Quién decide quién va a ser presidente del Gobierno o si va a haber nuevas elecciones? Puigdemont», asegura.

 

Feijóo agrega que. por ello, «más que nunca se necesitan pactos de Estado para evitar esta situación de anomalía democrática. Estamos ante un momento histórico”.

 

“Prefiero el sí de once millones de ciudadanos que el de cuatro diputados. No voy a ser presidente del Gobierno a cualquier precio”, remarca Feijóo.

 

“Si cediera lo que parece que Sánchez va a ceder, el presidente sería yo”, añade.

 

“Quiero servir a mi país. Quiero ser un presidente del Gobierno digno y tener una investidura constitucional y constitucionalista”, asevera.

 

Destaca que su primer discurso en el Congreso como diputado será como candidato a la Presidencia del Gobierno.

 

“¿No merece esto mucho más la pena que ir por ahí pidiendo, a cambio del Estado de derecho, de la independencia del poder judicial e incluso de la democracia española, unos votos para ser presidente del Gobierno?”, se pregunta.

 

Advierte de que “hay una diferencia sustancial entre oír, hablar y ceder, obedecer y pactar” y añade que, como candidato designado por el rey, ha de hablar con los grupos parlamentarios dispuestos a mantener un diálogo.

 

“Cuando nos proponen algo, si no estamos de acuerdo, decimos que no, nos cueste la Mesa del Parlamento o el Gobierno», dice.

 

Agrega que «esa es la gran diferencia entre un demócrata que acepta el Estado de derecho y que no puede aceptar que cabe una amnistía en España”.

 

Un asunto de igualdad

 

Traslada a la vicepresidenta Díaz que no hay nada más democrático que la igualdad de derechos ante la ley.

 

Considera que Sánchez ha “quemado y destrozado” al PSOE, que se ha quedado sin poder territorial “para preservarse él”.

 

Por el contrario, el PP que ha ganado las elecciones generales, las autonómicas y las municipales.

 

Sostiene que ha logrado mayoría absoluta en Andalucía y obtenido más poder territorial que nunca.

 

Explica que, en su reunión con Abascal, le expondrá lo mismo que a Sánchez: un Gobierno en solitario del PP con pactos de Estado.

 

“A los que están invitados”, señala.